lunes, 14 de julio de 2014

La Semana Negra de Gijón presenta a M.A.R. Editor como editorial especializada en novela negra y de género

M.A.R. Editor se presentaba como editorial especializada en novela negra y de género en la Semana Negra de Gijón con un potente grupo de escritores: Miguel Ángel de Rus, Javier Hernández Velázquez, David J. Skinner, Manuel A. Vidal, Paco Gómez Escribano, José G. Cordonié y Pedro Antonio Curto.
            M.A.R. Editor tenía dos actos que se celebraron en el emblemático espacio “A quemarropa”: la presentación de Un camino a través del infierno, de Javier Hernández Velázquez, con Paco Gómez Escribano y Pedro Antonio Curto, y la presentación de El curandero y otros relatos, de Manuel A. Vidal, 26, de José G. Cordonié, August, pecado mortal, de David J. Skinner, y Extraña noche en Linares, de Miguel Ángel de Rus. Al acabar esta presentación se hizo una firma de ejemplares y posteriormente un acto multitudinario en la librería La Central de Gijón.
            Los actos fueron un éxito. Leemos en el periódico “A Quemarropa”, periódico oficial de la Semana Negra, este párrafo:
            “La última actividad del EAQ fue la presentación de la colección de literatura negra de M. A. R. Editor, una cita conducida por Pedro Antonio Curto y que contó con la presencia de David J. Skinner, Manuel Vidal, José G. Cordonié y Miguel Ángel de Rus, editor cuyo acrónimo da nombre a M. A. R. Editor. Rus explicó que su apuesta por la novela negra responde en igual proporción a la buena acogida del público, y a las posibilidades que ofrece el género para abordar muy diferentes temas «y matar a quien quieras», comentó con sorna. Cada uno de los autores presentó su novela: August,pecado mortal, de David J. Skinner; 26, de José G. Cordonié; El curandero y otros relatos, de Manuel Vidal, y Extraña noche en Linares, de Miguel Ángel de Rus, que hizo las delicias del público animando y salpicando de risas la presentación”.
            Hubo más actividades. Leemos en el blog “La isla inexistente”:
            “Probablemente el escritor chino Qiu Xiaolong sea el novelista más mediático de esta edición de la Semana Negra. Dice Ángel de la Calle que lee a Qiu para aprender lo que será España en un futuro cercano. Seguramente no se equivoque. El detective Chen, un poeta, miembro del partido comunista y buen comedor, protagoniza la saga de novelas de Qiu Xiaolong. El autor ha leído a Montalbán y le fascina la forma que tiene de escribir sobre cocina. Reconoce que Carvalho es uno de sus personajes favoritos”.
            El acto de M.A.R. Editor precedió a la presentación en la Semana Negra de la última novela de Luis García Montero.
     Afirmó A Quemarropa: Agustín Fernández Mallo visitó la carpa del EAQ para presentar Limbo, una obra en la que el autor sigue explorando en su propia poética. Entre otros elementos, habló del nivel de abstracción que se puede encontrar en su novela, y su apuesta por personajes que ven la realidad con una mirada de asombro. «La misión del creador es hacer ver las cosas cotidianas desde otro punto de vista», aseguró.
Hubiese sido interesante ver a Agustín Fernández Mallo participar en el «combate dialéctico» que tuvo lugar a continuación, tal y como lo definió el presentador de la cita, Pedro Antonio Curto. Tal combate fue en realidad una charla entre amigos protagonizada por Paco Gómez Escribano y Javier Hernández Velázquez, que presentó su novela Un camino a través del infierno.
      El escritor canario ambienta su novela en su propia tierra, y ésta no sale muy bien parada. Hernández Velázquez sabe de lo que habla. No en vano trabajaba en el Ayuntamiento de Arona, «el líder en España en corrupción, con veinte causas abiertas». El autor confesó no creer en el sistema. «Las elecciones las gana el partido que más dinero tiene. Hay múltiples formas de comprar a la gente», aseveró. Precisamente, sitúa la trama de su novela durante una campaña electoral. ¿Y qué se puede hacer contra eso? «Sólo podemos cambiar la realidad mediante la acción. Esto es lo que intento hacer en mi vida, como el protagonista de mi novela». Buen remedio. Tal vez el único.


***

Las fotos

1.- Presentación de M.A.R. Editor en el espacio A Quemarropa de la Semana Negra, con José G. Cordonié, Miguel Ángel de Rus, Pedro Antonio Curto, David J. Skinner y Manuel A. Vidal.

2.- Con el periódico de la semana Negra David J. Skinner, Miguel Ángel de Rus, José G. Cordonié y Manuel A. Vidal


Presentación de Un camino a través del infierno, Paco Gómez Escribano, Javier Hernández Velázquez y Pedro Antonio Curto

El público asistente en la Semana Negra a la presentación de M.A.R. Editor


Luis García Montero presentó justo antes de M.A.R. Editor en el Espacio A Quemarropa. En la foto Pedro Antonio Curto, José G.Cordonié, Miguel Barrero, Luis García Montero, Miguel Ángel de Rus y David J. Skinner.


Javier Hernández Velázquez y Carlos Salem


Eduardo Vaquerizo, Miguel Ángel de Rus y David J. Skinner


Vera Kukharava en la exposición del gran Muñoz  (Muñoz y Sampayo)


Manuel A. Vidal, Carlos Salem, Miguel Ángel de Rus y David J. Skinner


Manuel A. Vidal, David J. Skinner, Eduardo Vaquerizo, José G. Cordonié, Miguel Ángel de Rus y Pedro Antonio Curto


Miguel Ángel de Rus, José G. Cordonié, David J. Skinner, Pedro Antonio Curto y Monserrat Suáñez (Diana de Meridor)


Justo antes de la semana Negra presentamos en la librería Didot de zamora August Pecado Mortal y El curandero y otros relatos.


Y justo antes, el el Café Central de Madrid, presentación de Agust, percado Mortal. Julio, mes negro y criminal.

jueves, 10 de julio de 2014

Entrevista a Manuel A. Vidal en La Opinión de Zamora, por "El curandero y otros relatos"

Entrevista de NATALIA SÁNCHEZ El escritor Manuel A. Vidal presenta hoy en la librería Didot, ubicada en calle Pablo Morillo, "El curandero y otros relatos", un libro con relatos ambientados tanto en la capital como en la provincia. La publicación hasta finales de verano estará disponible en papel, soporte en el que ya va por la segunda edición, para dar el salto al digital en otoño.
-Tras dos años vuelve con un nuevo libro.
-Este libro lo conforman una recopilación de relatos, cuatro de ellos los había publicado en algunas antologías, a los que unen siete nuevos textos. Algunas de las historias superan las 60 páginas.
-¿Qué le ha hecho optar por relatos más breves frente a sus anteriores incursiones literarias que eran novelas?
-Se debe a que el editor ha publicado antologías de relato negro y policíaco de la época decimonónica y he aprovechado para introducir el personaje de Maldonado. De los trece relatos que componen el libro en once aparece este Guardia Civil. Es un personaje muy distinto a lo que habitualmente hay en la novela policíaca.
-¿Por qué recurre otra vez a él?
-El cabo Maldonado es un personaje singular, una curiosidad en la novela policíaca. Es un poco al modo anglosajón porque es deductivo, calculador y analítico. Él tiene su propio código de justicia que a veces coincide con la ley o no, lo que hace que el lector se identifique más con este agente de la Benemérita. En pocas ocasiones se tiene contacto con un personaje así. Está inspirado en "El largo adiós", de Raymond Chandler, con Philip Marlowe cuando le traiciona un amigo. No obstante, tiene toques muy españoles como que le gusta el fútbol o bien que cuando tiene algún problema hace solitarios, pues le ayudan a reflexionar. Es un personaje diferente. Maldonado es muy contenido y frío. Ve detalles en cosas donde el resto no descubre nada. Además, en algunos de los casos que se obceca tiene la ayuda de Rufino.
-Este guardia civil ¿por qué lugares investiga en este volumen?
-Maldonado es cabo en el puesto de Fonfría y todo lo que ocurre tiene relación con su destino salvo en varios relatos donde, debido a que saben de sus cualidades para investigar, le llaman para resolver algunos casos en Zamora. Varios relatos están ambientados en la ciudad. Uno parte de un asesinato que se efectúa mientras que están cantando el Miserere en la Capas Pardas en la plaza de San Claudio de Olivares. Otro relato, "La chica de la recta", versa sobre una prostituta que vive en Zamora, en el barrio de La Lana pero en la Zamora a finales de los años 60, cuando Santa Clara y San Torcuato eran calles con coches. El grueso de los relatos están ambientados en Aliste un poco a modo de recorrido turístico. Uno está ubicado el puente de Pino, otros en los cipos de Rabanales, otro en el castillo de Alba o en la torre del reloj Alcañices. Además, el relato titulado "Quimera" está centrado en la tragedia de Ribadelago.
-De nuevo opta por ambientar sus creaciones literarias en Aliste. ¿Por qué?
-Porque conozco bien la comarca y me siento cómodo en ella. Me han propuesto escribir relatos ambientados en Praga o en Lisboa, pero escribo de lugares que domino. Yo he caminado mucho por la zona, la he recorrido en bicicleta, conozco a sus gentes y en Aliste me siento cómodo. Además el personaje de Maldonado se encuentra en su salsa porque aunque él es de Madrid sus ancestros eran de Salamanca. Un poco como yo que conozco la zona gracias a mi mujer.
-Lo más complicado del compendio de relatos ha sido...
-Acabarlos. (Risas). Hay algunos que ya estaban hechos y les he dado un repaso. En uno de ellos sitúo en Aliste unos acontecimientos que sucedieron en Francia a mitad del siglo XVIII. Me baso en unos hechos reales a los que les añado ficción a lo largo de unas 70 páginas. En él no aparece Maldonado y hasta realizo una referencia a Mata Hari y aludo a Sherlock Holmes.
-Por primera vez usted presenta uno de sus libros en Zamora.
-Contacté con un librero y se brindó a organizar una presentación. Quería presentarlo en la ciudad porque parte del libro transcurre en Zamora. Mi objetivo es dar a conocer, en la medida de lo posible, el oeste zamorano que es muy desconocido. Quiero dar a conocer turísticamente la ciudad de Zamora y de una comarca tan interesante como Aliste que conserva la pureza de lo rural y que todavía es muy desconocida.
-Acude con "El curandero y otros relatos" a la Semana Negra de Gijón, un gran escaparate del género.
-En teoría es un foro importante. Yo hasta ahora he participado en la Semana Negra de Getafe, en dos ocasiones, y ahora en Gijón, el día 12 de julio, vamos a la carpa principal varios autores. Tengo esperanzas de que el libro interese. Por mi experiencia los efectos de estas actividades son muy limitados, depende de quién esté detrás de ti y de qué promoción puedan realizar. Posteriormente el libro lo vamos a presentar en Murcia. Es un esfuerzo ingente el que hay que hacer para dar a conocer los libros.
-Como ávido lector de este género, ¿goza de buena salud en lengua castellana?
-Está muy sano. Andreu Martín, Juan Madrid, Eduardo Mendoza son nombres muy conocidos pero desde mi punto de vista también son muy buenos los autores argentinos. Estuve en la Feria del Libro de Chichón y fui el que más vendió el día que asistí porque el público preguntaba por una novela policíaca o de crímenes. Es un tipo de lectura que se consume muy bien en verano.



Entrevista de NATALIA SÁNCHEZ  aparecida en La Opinión de Zamora. Para leer la entrevista entera entrar en http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2014/07/10/libros-quiero-dar-conocer-turisticamente/773672.html

miércoles, 9 de julio de 2014

Se ha presentado la novela negra August, pecado mortal, de David J. Skinner, un retrato de la América profunda de mitad del siglo XX

El escritor de novela negra David J. Skinner reconoció en la presentación de August, pecado mortal, la influencia que puede haber en su obra de autores como Boris Vian y en menor medida de Douglas Preston y Lincoln Child “Quizá por algunas situaciones pueda surgir esa semejanza, como el comportamiento racista que existe aletargado en el pueblo natal del protagonista de August, pecado mortal, también en parte por la descripción de la vida en una pequeña localidad norteamericana de mitad de siglo, ciertas rarezas en los comportamientos, la presencia del entorno casi como un personaje… Me han comentado varios lectores que se habla en ciertos momentos sobre que los hechos transcurren en Nebraska, pero que la localización de la obra tiene más que ver con las novelas negras de Boris Vian. Bueno, es parte de lo oculto de la novela, no puedo anticipar cuál es la verdadera localidad en que transcurre. Si bien hay paralelismo, mi obra en particular no contiene escenas especialmente escabrosas, ni descripciones exhaustivas de los diversos crímenes que aparecen a lo largo de esta historia. Y mientras que Boris Vian deja unos finales abruptos, duros, impactantes, yo he procurado dejar finales abiertos a la interpretación del lector.”
          La novela da comienzo en uno de los lugares más conocidos y más terribles del mundo: el corredor de la muerte, y en cierta medida es el protagonista de esta novela. Por él ha de pasar Robert August Robertson, quien fue condenado a morir en la silla eléctrica por un asesinato cometido en Nebraska, en 1971. ¿Cuál fue su verdadera historia?  El propio August nos narra su vida, comenzando por los turbulentos hechos previos a su nacimiento, y llegando hasta su último instante de vida... y puede que un poco más. ¿Fue realmente culpable del crimen por el que se le condenó? Esa pregunta se la hará en varias ocasiones su confidente en el corredor de la muerte: el guardia que está a punto de conducirle hasta la silla. El lector se convertirá en confidente de August. Junto a él, al guardia y al juez que, en última instancia, determinará su culpabilidad, compartirá unas vivencias terribles. A lo largo de estas páginas podremos conocer una vida llena de sinsabores y tragedias, los latigazos que durante años fueron marcando su alma; es la historia de un niño sin infancia, un joven que intentará huir de su destino, y un adulto que deberá enfrentarse a sus pecados.
            Para David J. Skinner “Es una novela sobre la redención, porque asistimos en realidad a una confesión sobre su vida antes de ser matado por el Estado. Y lo que vamos comprobando es que la realidad, no siempre es como podemos creer, que todo puede tener más de una interpretación”.
            Por último, David J. Skinner  habló sobre la América que podemos encontrar “es la América menos conocida, la que no aparece en las rutas turísticas, la de esas pequeñas ciudades de interior de una religiosidad dura, de una moral terrible en apariencia, pero en la que laten todas las perversiones, los pequeños odios, que tiene mucho que ver con algún cine negro de los años 50 y 60. pero curiosamente, este entorno tan localizado, se convierte en universal, porque todos esos defectos, esas pasiones, se viven en todo el mundo.”

martes, 8 de julio de 2014

Entrevista a David J. Skinner por "August, pecado mortal"

P.- En anteriores novelas no has querido ubicar geográficamente el desarrollo de la historia, o bien —como en el caso de La amenaza— has optado por ambientarlas en el futuro. ¿Por qué en esta ocasión están perfectamente definidas las ciudades y los años en que se desarrolla?
R.-Para contar la historia de August se requería, a mi parecer, un detalle mayor del entorno que le rodea. De esta manera, al lector le resulta mucho más sencillo imaginar a los diversos personajes con los que se va cruzando a lo largo de su vida.
 
P.-August. Pecado mortal tiene la peculiaridad de estar narrada en primera persona. ¿Es como sueles escribir?
R.- Esta es la única novela, por el momento, que tengo escrita de esta manera. Tiene su explicación, y es que toda la historia del protagonista está narrada por el mismo, desde su único y particular punto de vista. Además, esto hace que el lector se sienta totalmente parte de la historia, como si fuese el confidente de August.

P.-¿Cómo definirías tu forma de escribir?
R.-En una palabra: dinámica. Mi intención es siempre que la lectura enganche y, para ello, además de una buena historia (esto ya va con gustos), creo que es importante que los acontecimientos no se detengan. No me gusta pararme a contemplar el paisaje, sino entrar en una carrera frenética que no dé tregua alguna ni a los personajes de la novela ni al lector.
P.-¿Qué parte de ti está reflejada en la novela?
R.- Yo creo que todos los escritores dejamos pequeños retazos de nosotros mismos en cada personaje, al igual que de las personas que conocemos y de las situaciones que nos hemos ido encontrando. Concretamente,  en August. Pecado mortal va buena parte de mis experiencias y el protagonista está basado en una persona de carne y hueso.
P.- La novela parece tener una cierta influencia del escritor Vernon Sullivan (Boris Vian). ¿Hasta qué punto es así?
R.- Quizá por algunas situaciones pueda surgir esa semejanza, como el comportamiento racista que existe, aunque aletargado, en el pueblo natal del protagonista, también en parte por la descripción de la vida en una pequeña localidad norteamericana de mitad de siglo, ciertas rarezas en los comportamientos, la presencia del entorno casi como un personaje… Me han comentado varios lectores que se habla en ciertos momentos sobre que los hechos transcurren en Nebraska, pero que la localización de la obra tiene más que ver con las novelas negras de Boris Vian. Bueno, es parte de lo oculto de la novela, no puedo anticipar cuál es la verdadera localidad en que transcurre. Si bien hay paralelismo, mi obra en particular no contiene escenas especialmente escabrosas, ni descripciones exhaustivas de los diversos crímenes que aparecen a lo largo de esta historia. Y mientras que Boris Vian deja unos finales abruptos, duros, impactantes, yo he procurado dejar finales abiertos a la interpretación del lector.
 
P.-¿Qué pretendes mostrar con esta novela?
R.- Pretendo entretener; ese es siempre mi objetivo. Es cierto, sin embargo, que en este caso también intento que el lector «juzgue» al protagonista. Me gustaría que se pusieran en contacto conmigo, tras la lectura, para que me dijeran qué opinan de él. ¿Merecía estar en el corredor de la muerte? ¿Era una víctima?
 
P.-Finalmente, ¿por qué razón debería alguien leer este libro?
R.- Bueno, no todo el mundo debería, tal vez. Solamente aquellos dispuestos a acompañar a un condenado a muerte durante sus últimos minutos. Los lectores que quieran sorprenderse, que deseen ver la complejidad de la mente humana. Las personas que no teman viajar a la Norteamérica de mediados del siglo pasado, y descubrir los oscuros secretos que pueden existir en una pequeña familia de pueblo.
 
Más sobre "August, pecado mortal" en la web de M.A.R. Editor http://www.mareditor.com/narrativa/August_DavidJSkinner.html 

jueves, 3 de julio de 2014

August, pecado mortal, nouvelle negra de David. J. Skinner

Obra finalista del III Premio Oscar Wilde de novela.
Es uno de los lugares más conocidos y más terribles del mundo: el corredor de la muerte, y en cierta medida es el protagonista de esta novela. Por él ha de pasar Robert August Robertson, quien fue condenado a morir en la silla eléctrica por un asesinato cometido en Nebraska, en 1971. ¿Cuál fue su verdadera historia?
En esta novela, el propio August nos narra su vida, comenzando por los turbulentos hechos previos a su nacimiento, y llegando hasta su último instante de vida... y puede que un poco más. ¿Fue realmente culpable del crimen por el que se le condenó? Esa pregunta se la hará en varias ocasiones su confidente en el corredor de la muerte: el guardia que está a punto de conducirle hasta la silla.
El propio lector se convertirá también en confidente de August. Junto a él, al guardia y al juez que, en última instancia, determinará su culpabilidad, compartirá unas vivencias terribles.
A lo largo de estas páginas podremos conocer una vida llena de sinsabores y tragedias, los latigazos que durante años fueron marcando su alma; es la historia de un niño sin infancia, un joven que intentará huir de su destino, y un adulto que deberá enfrentarse a sus pecados. Solamente en las últimas páginas, el lector será capaz de responder a una pregunta: ¿Quién fue Robert August Robertson?
 Narrada con trazo vigoroso, enérgico, y con una asombrosa capacidad de observación, David J. Skinner nos ofrece un extraordinario retrato de la Norteamérica de mediados del siglo XX.

El autor: DAVID J. SKINNER

Es un autor que se maneja con soltura y eficacia en el entorno de la novela negra, con influencias de Douglas Preston y Lincoln Child, pero que aquí se nos muestra como un observador privilegiado, capaz de entrar en el alma humana y desmenuzarla.
Anteriormente publicó las novelas Los crímenes del ajedrez La amenaza, y recientemente una nouvelle negra titulada Masacre en Nueva York.

Ha participado en las antologías de relatos El último Borbón, El hombre eterno y otros once relatos, Sugiéreme y Cuentos por la vida: Antología. Todos con Idaira.

Toda la información sobre Skinner en su web http://www.DavidJSkinner.com 
Leer más en http://www.mareditor.com/narrativa/August_DavidJSkinner.html 

El curandero y otros cuentos, relato negro de calidad entre Castilla y Portugal, de Manuel A. Vidal

Once casos del detective el cabo de la guardia civil Laso Maldonado; una breve novela de misterio y un cuento fantástico.
En todas y cada una de estas pequeñas joyas literarias el paisaje es el mismo, el que surge de la noche de los tiempos en algunas de las comarcas de la provincia de Zamora. El autor nos hace viva su existencia, reconocemos lugares comunes y su pasado se expone en boca de los personajes protagonistas con singular maestría. La iglesia visigoda de San Pedro de la Nave, el puente de Pino, la procesión de las capas pardas, la torre del reloj de Alcañices, los cipos de Rabanales, el castillo de Alba y otros monumentos ven la luz fuera del ámbito puramente turístico. Todos y cada uno de los relatos, que se muestran al lector, tienen la particularidad de llevar los esquemas clásicos de la novela policíaca al mundo rural. Las pasiones se articulan de la misma manera porque el ser humano es el mismo y allí donde las luces de neón trazan rasgos azulados en la noche, aquí es el viento, la nube o la facha la que restalla en la oscuridad y siembra de temores los cuerpos.

El autor: MANUEL A. VIDAL

(Madrid, España, 1954). 
Es profesor de Geografía e Historia en el Instituto de Enseñanza Secundaria María Zambrano de Leganés. Trabajó como editor en la Editorial SM durante más de cinco años. Ha publicado la novela policíaca Buena jera, con la que se presentó como narrador y que cuenta con el mismo protagonista que El señuelo y los poemarios Albesa mirada y La fragilidad del ser. Tiene publicados diversos textos históricos. 
Ha participado en las antologías de relatos Yo también escuchaba el parte de RNE, Las estratagemas del amor, Antología del relato negro I, El sabor de tu piel, Antología del relato negro II, Antología del relato negro III, en Hiroshima, Truman y Asesinatos profilácticos.
Leer más en http://www.mareditor.com/narrativa/Cuurandero_ManuelVidalLaso.htmlb 

Tras las huellas de Arsenio Lupin, relatos negros de Maurice Leblanc, Apollinaire, Conan Dpyle, Bierce y otros

Volvemos a encontrarnos con los más extraordinarios detectives y los más sublimes delincuentes. Regresamos a aquella época en que el interés se centraba en el argumento, la trama se aclaraba mediante el método deductivo, interesaban la explicación psicológica de los hechos y el estudio del comportamiento de los personajes.
Antología indicada especialmente para los amantes de la novela policíaca y la novela negra.
Se reúnen en este volumen relatos detectivescos y policiales ambientados entre mediados del S.XIX y la Belle Époque, con autores clásicos y contemporáneos de España e Hispanoamérica, que destacan en sus relatos el proceso delictivo, las motivaciones del delincuente y cómo el investigador desentraña la intriga. 
Es una selección de relatos elegantes, caballerescos y en ocasiones casi ingenuos en comparación con la realidad de nuestra época. Y ahí radica su principal interés, al ofrecernos un mundo a veces aristocrático, selecto en otras ocasiones, entre brillantes salones y despachos de madera antigua, en el que casi siempre el delincuente y su perseguidor tienen sus propios códigos éticos y estéticos, y el acto delictivo puede llegar a convertirse en una obra de arte. 
Volumen con los más prestigiosos autores europeos y norteamericanos que vivieron entre mediados del S.XIX y la Belle Époque, como: 

Maurice Leblanc, Marcel Schwob, Ambrose Bierce, Arthur Conan Doyle, Guillaume Apollinaire y con autores contemporáneos de España e Hispanoamérica como: Manuel A. Vidal, Kalton Harold Bruhl, Isaac Bélmar, Andrés Fornells, Joseba Iturrate, Montserrat Suáñez, Belén Rodríguez Quintero, Raymond Mora Espinosa, Sol Antolín Herrero, Ángela Hernández, Pilar Mata Solano, Javier Fernández Jiménez, Juan Guerrero Sánchez y Sonia Ehlers. Unos y otros nos hacen revivir el ambiente del relato detectivesco y policíaco de otras épocas, el espíritu de las más atractivas películas de detectives en blanco y negro, con la habitual pretensión de M.A.R. Editor de unir los mejores escritores de los últimos 200 años con los nuevos autores actuales y formas expresivas contemporáneas. M.A.R. Editor nos lleva a un pasado lleno de prestigio, que nos provoca nostalgia con su clase y su elegancia.
Leer más en http://www.mareditor.com/narrativa/ArsenioLupin.html