viernes, 28 de noviembre de 2014

Reportaje fotográfico de la presentación de la novela Los ojos del puente

Reportaje fotográfico de la presentación de la novela Los ojos del puente, de Javier Hernández-Velázquez, obra ganadora del Premio Wilkie Collins de novela negra. Tuvo lugar el miércoles, 26 noviembre, en TEA organizado por Tu Santa Cruz.
Toda la información sobre el libro, publicado por M.A.R. Editor en http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html  




August, pecado mortal, en De Lectura Obligada

Un relato corto, potente y agónico, con la silla eléctrica como protagonista en la Norteamérica de mediados del siglo XX

  
Hace un año entrevistamos al escritor David J. Skinner para conocer el origen y la evolución de sus primeros libros. En esta entrevista para De lectura Obligada, el escritor mostraba claramente su línea de trabajo «me decanto por el thriller y la novela policíaca porque en estas temáticas es donde puedo dar lo mejor de mí, y sacar provecho de todo lo que he aprendido leyendo a autores muy buenos, como Douglas Preston y Lincoln Child»; tal es así que sigue siendo fiel al entorno de la novela negra con August. Pecado mortal.
Desde este blog, estamos siguiendo la trayectoria de David J. Skinner, prácticamente desde su inicio, y personalmente pienso que su evolución y madurez en la novela negra está siendo excelente. Leí y recomendé Los crímenes del ajedrez, una novela policíaca entretenida que suele ser leía del tirón e ideal para acompañar al lector en un trayecto de ida-vuelta a su puesto de trabajo, pero claramente ha sido superada por su descendiente August. Pecado mortal. Una novela que logra no bajar la intensidad de la trama ni la atención del lector a lo largo de las ciento doce páginas. No es para menos que consiguiese ser Finalista del III Premio Oscar Wilde de Novela.
August, protagonista de la novela, narra en primera persona la carencia de amor en su infancia, sus huidas sentimentales gracias a la postadolescencia y la imperfección e inseguridad humana manifestada de la forma más cruel y salvaje como es el asesinato, que le conducirá directamente al corredor de la muerte, sin miramientos ni marcha atrás. Hank, guardia de la celda de August, y el propio lector serán confidentes de forma simultánea, en pequeñas y agónicas dosis, de las vivencias y sentimientos del protagonista que irá compartiendo para no llevarse la verdad a la tumba. Él en todo momento se siente culpable, sin justificaciones y merecedor de ese castigo, aunque sea inocente del crimen impuesto y no de otros. Quizá, este sea uno de los puntos más destacables de la novela, porque el escritor en ningún momento pone en voz de los protagonistas su opinión sobre la pena de muerte instaurada en EEUU, ni incita al debate. De esa manera, refleja de la forma más objetiva el enclave histórico en la Norteamérica de mediados del siglo XX, la ética y moralidad de los ciudadanos de la época y el autoconvencimiento del sistema penitenciario implantado en un periodo que les ha tocado vivir. Sin duda, el lector empatizará con el destino de August y el alentador Hank.
También, conoceremos a otros personajes trascendentes en la vida de August, como puede ser su madre Mary Ann, el viejo Tom, el policía Sturbon, el señor Howard o la pincelada afectuosa de la mano de Clara y Jennifer.
Una novela que consiguió superar mis expectativas y cambiar mis ideas previas. Una historia completa y bien narrada que engancha a personas poco afines a la lectura como pueda ser mi hermana. Un libro que leí en una tarde ante la necesidad de averiguar el final. Un relato que te deja con ganas de más. Por todo ello, felicitar al autor por su mejor historia y su madurez narrativa, interesarse nuevamente por el blog y agradecer a M.A.R. Editor por el ejemplar. Espero dejarme sorprender con una nueva historia de David J. Skinner.

Ficha del Libro 

Los ojos del puente, de Javier Hernández Velázquez, en El Escobillón

“Tenía razón. Los problemas me rodeaban como los sioux a Custer en Little Big Horn. Pensé que tenía que existir una manera fácil de resolver aquel entuerto, pero no se me ocurría nada qué decir.  De algún lugar de las murmurantes paredes del edificio se alzó el agudo lloro de un niño. Me pregunté si sería un recién nacido que equilibrara la población en Santa Cruz.”
(Los ojos del puente, Javier Hernández Velázquez, M.A.R. Editor, colección: Narrativa)

Santa Cruz de Tenerife ha terminado por absorber las novelas deJavier Hernández Velázquez aunque también Javier Hernández Velázquez ha terminado por absorber –no absolver– la capital tinerfeña en sus novelas.
Las avenidas, plazas y alamedas de esta ciudad de provincias son un protagonista más en sus historias, aunque la visión nostálgica que evoca de ella en libros anteriores se disuelve en Los ojos del puente. Una novela en la que vuelve a retratar su imaginado Santa Cruz de Tenerife, solo que en esta ocasión con una visión más personal y consistente en la que mezcla, y muy bien, ficción y realidad.
Los ojos del puente despliega sombras sobre una capital de provincias en la que apenas sale el sol. Una ciudad sobre la que cae una lluvia plomiza y triste en la que se mueven como náufragos sus habitantes. Sobrevive en este ambiente y gracias a los cigarrillos y el Jack Daniel’s otro náufrago. Ese náufrago es además una de las voces de la novela.
Una novela que está narrada en primera persona, es decir desde la perspectiva de uno de sus protagonistas, así como en tercera persona.
Al igual que Un camino a través del infierno repite en Los ojos del puente Mat Fernández, un investigador privado con anarquista sentido del humor que, en esta aventura tiene que escarbar en el pasado de una familia con demasiados cadáveres guardados en el armario.
De fondo, una ciudad enloquecida por el cemento. Cemento que ha armado no solo la caótica –ora brillante, ora estrafalaria– ciudad sino también el carácter de quienes la habitan.
Mat Fernández debe sumergirse en esta ocasión en sus entrañas y escarbar en los arrecifes de su pasado. El pasado de los Bravo, una familia que es el enfermizo cerebro de una capital de provincias que se acuesta cuando llega la noche y se despierta con las primeras luces del alba y que vive, convenientemente ajena, al eficaz entramado corrupto que ha diseñado el clan de los Bravo para perpetuarse en el poder. Una ciudad que acata su silencio y que se ha acostumbrado a mirar hacia el otro lado.
Como En el fondo de los charcos y en otra clave El sueño de Goslar, Javier Hernández Velázquez dibuja una ciudad muy creíble que se encuentra en la frontera de la realidad y la ficción. Realidad y ficción que describe con un contagioso pesimismo. Porque dentro de Los ojos del puente se habla de una novela, La lluvia no dice nada, que existió y que desapareció realmente y que escribió Antonio Bermejo, un autor con envidiable genio para la abstracción que ahora se recupera con aliento trágico.
Javier Hernández Velázquez emplea estos elementos para escribir además una novela muy inspirada en el cine de Sergio Leone no ya por insistir en la presunta circularidad de su cine sino también en la descripción de algunos escenarios y personajes, aunque Mat Fernández está más cerca de bronco espíritu justiciero de Mike Spillane si bien su corazón es el de Philip Marlowe.
Irónica y divertida a ratos, así como oscura y tensa en otros, Los ojos del puente es una novela con preocupada responsabilidad social y, probablemente, la más crítica de las novelas de su autor hacia una ciudad –otra vez la ciudad– cuyas violentas transformaciones no termina por asimilar ni su protagonista ni sospecho que su autor.
Javier Hernández Velázquez articula una trama inspirada en hechos reales con el objetivo de desnudar el espíritu de una capital de provincias que, como diría Ignacio Aldecoa, es la más peninsular de este archipiélago abandonado de las man
s de los dioses. Una ciudad no solo de cuestas sino domesticada por el miedo.
No sé qué destino le depara a Mat Fernández, eso solo lo sabe su demiurgo, Javier Hernández Velázquez, pero como ciudadano sin patria que vive en Santa Cruz de Tenerife digamos que me tranquiliza que un tipo así sea uno de sus vecinos. Un vecino literario, de acuerdo, pero una voz que resuena y saca los colores desde la aparente marginalidad de una novela.



Nostalgia del Lazarillo de Tormes, “El cocinero del rey” en Lecturafilia

“Pues en la Corte hay muchos pícaros y mendigos…”, reconoce Juan de Valdavia, protagonista de El cocinero del rey (2014) en un guiño de Germán Díez al Lazarillo de Tormes. El autor palentino, finalista del II Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica, cuenta la historia del joven vecino del pueblo palentino de Agüero Juan de Valdavia, quien abandona la casa paterna para medrar en la Corte de Felipe II como cocinero real. Bajo la máxima de que “solo con soldados no se defiende el reino” este soñador quiere ayudar en la retaguardia mientras se libra la batalla de Flandes.
El cocinero del rey es una especie de autobiografía de un pícaro que llega a ser lo que se propone. Para causar mayores sensaciones en el lector, el escritor toma idéntica estructura que en Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. En su odisea particular hacia Madrid, el protagonistaatraviesa los principales pueblos de la Castilla de la época (Palencia, Dueñas, Valladolid, Segovia, Ávila…) donde descubre iglesias y catedrales magníficas, ventas y lupanares en los que se cruza con muchas personas construyentes del imaginario social: prostitutas, monjas, mendigos o asaltadores de caminos. Será también víctima de las trampas y escaramuzas que tan presentes están también en la trama de El capitán Alatriste, de Pérez Reverte.
En esta lectura observamos también un homenaje claro a la cocina tradicional, los manjares culinarios empapan el argumento y se erigen como un elemento clave para entender la sabiduría popular: el hornazo, los pastelillos de carne, el potaje de berzas y el de calamares y jibia, las cebollas rellenas… Un conocimiento que se puede visionar también en el refranero popular:
“Por lo visto, la miel no estaba hecha para la boca del asno”
“A falta de pan buenas son tortas de Zaratán”
“Es mejor pecar por largo que por corto”
Es admirable volver a encontrar una estructura continuadora de una de las grandes obras del siglo XVI, y su punto fuerte reside ahí. Y es que Juan de Valdavia, al igual que Lázaro, tiene sueños, los cuales llegará a ver cumplidos: llega a ser pinche, ayudante de cocina y, finalmente, cocinero mayor durante una treintena de años al servicio de Su Alteza.
“Comprendí desde que salí de Agüero que no debía rendirme ante la adversidad, si es que adversidad se podía considerar a dormir casi a la intemperie”.

Si bien el libro tiene muchas virtudes, choca el título en comparanza con el argumento: una espera una mayor dosis de peripecias en la Corte como cocinero y éstas resultan nimias en oposición al largo camino hecho desde su pueblo natal. Está claro que es un libro de aventuras y el oficio de cocinero era también una excusa para expresar la nostalgia por los pícaros.
Ficha del libro http://www.mareditor.com/narrativa/El_cocinero_del_rey.html

martes, 25 de noviembre de 2014

Javier Hernández Velázquez presenta su última novela, Los ojos del puente, el miércoles, 26 de noviembre, a las 20.00 h en TEA Tenerife Espacio de las Artes

En Los ojos del puente, el escritor recupera la figura del detective Mat Fernández, quien ya protagonizó su anterior novela Un camino a través del infierno por la que fue mención especial del jurado del Premio LH Confidencial y que ya forma parte de la saga de los detectives más esperados por el público de novela de género. En la trama de esta última novela, Mat Fernández recibe el encargo de un rico excéntrico, un caso que lo arrojará a la investigación de una serie de asesinatos sin resolver, acaecidos en Los Ángeles, en San Francisco y en Santa Cruz de Tenerife en el verano de 1967. En la investigación se topará con la familia Bravo que controla, con mano férrea, los resortes del poder económico, político y social de Tenerife. Se trata de una novela narrada en primera persona, donde su protagonista se va inmiscuyendo, a medida que transcurre la trama, en un mundo de corruptelas y codicias que ahora debe desentrañar y en el que nada es lo que parece.

Sobre su personaje afirma el autor Mat Fernández es todo lo que queremos ser y el Sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que no me van a permitir resolver”.

En este recorrido, Javier Hernández Velázquez utiliza la ciudad de Santa Cruz de Tenerife como un personaje más que va ambientando no solo el paisaje, sino a los personajes, vistos desde la perspectiva de su protagonista-narrador, quien aplica un cierto grado de cinismo y desencanto a cuanto ve. Sobre la insularidad, afirma el autor “En una isla, rodeados de agua, la presión sobre el individuo es diferente. Hay más opresión, hay más silencio. No se dice lo que pasa, lo que hace que sea más creíble leer una novela de género que las noticias a la carta de los medios de comunicación. Sabemos cuáles son las reglas del juego: la política tiende a absorber todos los ámbitos de la vida.”

Sobre la novela negra como género, Hernández Velázquez afirma “El propio Scott Fitzgerald cuando le propusieron que citara diez grandes obras de la literatura Universal incluyó Cosecha Roja de Hammett. Así que cualquier obra de género puede ser muy buena. Lo que me causa repulsión son los cenáculos y sus patricios que se creen investidos de la potestad de indicar a los lectores lo que es, o no, alta literatura y excluyan la literatura de género sin previa lectura.”

En la presentación, Hernández Velázquez estará acompañado del también escritor canario Daniel María, con quien intercambiará una suerte de diálogo a golpe de preguntas y respuestas que puedan dar pista sobre la obra que se presenta, pero sin desentrañar la trama que aborda. Toda la información sobre el libro en http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html

JAVIER HERNÁNDEZ VELÁZQUEZ
(Santa Cruz de Tenerife, 1968)
Abogado y funcionario de carrera, forma parte de la corriente denominada "boom extra periférico de la novela negra", con epicentro en las islas del sur. Para el narrador, el auténtico patrimonio de una sociedad es su memoria, y así lo ha reflejado en sus obras Un camino a través del infierno (M.A.R. Editor), Mención Especial del jurado del Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial 2013, El fondo de los charcos (finalista del Premio Benito Pérez Armas 2009), Los días prometidos a la muerte (programa Canarias Lee 2012) o El sueño de Goslar (programa Santa Cruz Ciudad leída 2013). Ha sido finalista del XIII Premio Internacional Sexto Continente de Relato Negro por El eco de Cobain y Segundo Premio del Concurso de Relatos Ciudad del Rosario 2012 por Cajonera City.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Entrevista a Javier Hernández Velázquez por "Los ojos del puente"

Mat Fernández es todo lo que queremos ser y el Sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que no me van a permitir resulver
Alta Literatura y Literatura de Género… ¿algo qué decir?
El propio Scott Fitzgerald cuando le propusieron que citara diez grandes obras de la literatura Universal incluyó Cosecha Roja de Hammett. Así que cualquier obra de género puede ser muy buena. Lo que me causa repulsión son los cenáculos y sus patricios que se creen investidos de la potestad de indicar a los lectores lo que es, o no, alta literatura y excluyan la literatura de género sin previa lectura.
El alcohol en las novelas… ¿se acoge a la quinta enmienda?
No. Casi todos los grandes autores han sido grandes alcohólicos. En consecuencia, yo, que no soy un gran autor, no debo ser un gran bebedor. Pero si su pregunta viene por el regalo de Jack Daniel´s, le diré que Mat sí lo bebe, y que el Bourbon tiene una atmósfera especial comprometida con el noir
 Realmente, ¿qué está sucediendo en Canarias?
Quizá que no somos tan aplatanados como se cree. Nos estamos limitando a desechar Macondos y Comalas, que tuvieron su función en una época cuyos parámetros calcaron el grupo fetasiano. Eran tiempos de postguerra y represión y era aconsejable meter el mundo y las ideas dentro de una burbuja. Ahora no estamos en la misma tesitura, así que es más liberador dar bocados a la realidad que nos ha tocado vivir.
 ¿Petróleo sí o petróleo no?
Una pregunta con trampa. Así que la respuesta va más allá de un sí o un no. Los interlocutores de ambas posturas falsean en beneficio propio la realidad porque razonan en términos políticos según les conviene. Aquí muchos han vivido del cuento de las energías renovables mientras dinamitaban el paisaje de las islas y su medio ambiente. Los acuerdos pesqueros con Marruecos fueron nefastos para Canarias; aún más lo fue cambiar nuestro régimen de puertos francos por un régimen económico fiscal que solo favoreció a una minoría. Así que, según lo que queramos que sea Canarias nos interesará o no el petróleo. Pero es curioso que una vez que nos han arrojado en los brazos de un urbanismo voraz y una destrucción de nuestro ecosistema, los mismos que han convertido Canarias en un pegote dicen no al petróleo… 
¿Por qué nos debe parecer creíble la novela negra facturada en Canarias?
En una isla, rodeados de agua, la presión sobre el individuo es diferente. Hay más opresión, hay más silencio. No se dice lo que pasa, lo que hace que sea más creíble leer una novela de género que las noticias a la carta de los medios de comunicación. Sabemos cuáles son las reglas del juego: la política tiende a absorber todos los ámbitos de la vida.
¿Qué importancia le da a los Premios?
Son decisivos. Son los que te permiten publicar, no tanto porque los ganes, sino porque los lectores de la editorial que los convoca se lean tu manuscrito y aconsejen su edición. Aunque no hay que perder la referencia de que el sector editorial es un negocio, si no aceptamos este principio mal vamos. Por muy buena que sea la obra, si la editorial no confía en que vendas, no hay nada que hacer.
¿Se siente canario, español…?
Escribo sobre mi ciudad y mi isla. Soy del barrio de Duggi, pero me siento más santacrucero que de mi barrio; más tinerfeño que santacrucero; más canario que tinerfeño; y más español que canario. Por supuesto más europeo que español. Resumiendo, solo soy un ser humano, con mis derechos y obligaciones, que no me cuenten más pamplinas de banderas y escudos.
¿Qué ciudad noir usaría para recluirse y trabajar en su nueva novela?
Por sus sombras, su historia y su ambiente gótico: Praga.
¿Quién es Mat Fernández?
Todo lo que queremos ser y el sistema nos impide. Él ejecuta y resuelve gran parte de los problemas a los que me enfrento y que sé que, auque soy capaz de resolverlos, no me van a permitir hacerlo.
¿Por qué Los ojos del puente?
Porque debajo del puente existe una realidad que no queremos ver. Mi ciudad está seccionada por un barranco y cinco puentes que la comunican. Debajo de esos puentes vivió uno de los autores fetasianos, Antonio Bermejo, cuya novela La lluvia no dice nada, después de ganar el premio Benito Pérez Armas nunca se publicó y desapareció.  La novela intenta dar una respuesta al porqué.
 
¿Es tan importante la década de los sesenta del siglo pasado o mero merchandising?
Los tiempos estaban entonces cambiando como cantaba Dylan y el clima socio-político no se ha repetido. Se construye el Muro de Berlín, encarcelan a Mandela, muere Marilyn, Concilio Vaticano II, la crisis misiles, la carrera espacial, la primavera de Praga, el verano del amor y los grandes conciertos del 67,  el mayo francés, Vietnam, asesinato de JFK y de Martin Luther King… ¿te parecen pocas razones?

Toda la información sobre Los ojos del puente (M.A.R. EDitor)  http://www.mareditor.com/narrativa/Ojos_puente.html 

viernes, 21 de noviembre de 2014

Bases del IX PREMIO INTERNACIONAL VIVENDIA-VILLIERS DE RELATOS

Bases del IX PREMIO INTERNACIONAL VIVENDIA-VILLIERS DE RELATOS http://www.edicionesirreverentes.com/vivendia9.htm organizado por Ediciones irreverentes.
Puedes participar desde cualquier parte del mundo
 
Como sabes, el libro ganador se publica en nuestra Colección de Narrativa. Pero además del libro que gane (hasta 180 páginas) este año nos hemos propuesto buscar buenos libros de relatos que no pasen de 120 páginas para publicarlos en nuestra Colección Cercanías, dedicada a la narrativa breve. 

Te ponemos enlaces a los distintos libros premiados en anteriores convocatorias para que los conozcas, por si te puede servir de orientación.
 
La nave de los locos de Elena Marqués
Vorágine, de Alexander Drake
A machetazos, de Susana Corcuera
El mundo entero en una calle, de Álvaro Díaz Escobedo
Maldito tiovivo, de José Melero
El silencio perturbado, de Isabel María Abellán
Cuentos apócrifos, de José Antonio Rey
Soledad de otoño, infancia de silencio, de Antonio López Alonso
 

martes, 18 de noviembre de 2014

Entrevista a Pablo Martín Carbajal por su novela "Tú eres azul cobalto"

Se reedita en M.A.R. Editor su primera novela, Tú eres azul cobalto, publicada en 2006. ¿Qué tiene que ver Frida Kahlo en todo ello?
Efectivamente Tú eres azul cobalto se publicó por primera vez hace ocho años, fue una novela que sólo de distribuyó en Canarias alcanzando un éxito importante, tres ediciones. A lo largo de todos estos años siempre he vuelto a la novela, Frida Kahlo llama mucho la atención, y a los que les gusta Frida les atrae la novela, muchas lectoras, y también lectores, me  mandan mensajes contándome todo lo que les ha gustado. Creo que es la vigencia y el atractivo  del personaje de Frida lo que hizo que M.A.R Editor se interesara por la novela para volver a publicarla a nivel nacional.
¿Usted ha dicho que la película sobre Frida le inspiró para escribir esta novela, que no es una biografía de Frida, de qué manera se acerca usted al personaje?
Efectivamente, la película protagonizada por Salma Hayek tuvo mucho que ver, lo que más me impresionó al verla fue la capacidad de Frida para transmitir sentimientos, emociones, para actuar en función de ellos, la fuerza de una mujer de los años 30, 40 en un país como México. Y lo que me planteé fue, no escribir una especie de biografía sobre Frida, sino cómo una mujer actual, del año 2000, del inicio del siglo XXI  (porque fue escrita en esos años) podría verse influenciada por esa capacidad de sentir y de actuar en función de sus emociones. La protagonista de la novela es Dori, una mujer que podría conocer cualquiera de nosotros, lleva una vida acomodad y tradicional, hasta que un día descubre a Frida Kahlo y se pregunta cómo es posible que se pueda sentir y expresarse de esa manera. Es a partir de ahí cuando se empieza a hacer preguntas sobre ella misma. La novela cuenta la historia de Dori a través de la manera en la que ella observa a Frida.
¿Cuál es el rasgo de Frida que más aparece en la novela?
Pues sobre todo la fuerza, la voluntad de luchar por todos los medios para tener una vida propia, eso es lo que observa Dori, que desea también tener una vida propia como la tuvo Frida. También está muy presente la pintura de Frida, su pintura es su autobiografía, Dori analiza muchos de sus cuadros  para analizar los sentimientos que Frida quiso transmitir en cada uno de ellos.
¿Por qué cree usted que Frida sigue aún vigente, y parece que cada vez con más fuerza?
Las mujeres parten de una situación de desventaja con respecto a los hombres, tienen que luchar más que nosotros para conseguir similares logros. Frida personifica la lucha de la mujer.
Participa usted en la Feria Internacional de Guadalajara en unas semanas, ¿cree que su novela llamaría la atención en México?
Algún lector mexicano ha leído la novela, porque me ha contactado a través de internet, y sus comentarios sobre la misma fueron positivos. Supongo que en México tendrán la misma percepción de Frida que tenemos nosotros, así me lo pareció durante el proceso de documentación de la novela, en dónde leí todo lo que había sobre Frida, y mucho escrito por autores mexicanos. Aunque sí es verdad que tengo curiosidad por saber si México podría recibir bien la novela. Mi participación en la feria está organizada por la Cátedra Vargas Llosa y participo con un grupo de escritores canarios para hablar sobre la literatura que se hace en las islas. El año pasado M.A.R. Editor ya participó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y este año tengo organizados encuentros con libreros, distribuidores y editoriales de América para darles a conocer mi obra, no sólo esta novela, sino también mi título anterior, La Felicidad amarga, que publicó Ediciones Irreverentes.
¿Usted tiene tres novelas publicadas, y una cuarta terminada que se debería publicar el próximo año, no le da algo de respeto enfrentarse a publicar ahora la que fue su primera novela?
Es obvio que yo no soy ahora el escritor que era hace diez años, y cada novela que escribes se corresponde con tu momento vital; le ocurre a escritores, pintores, a todos los creadores, supongo. Al volver a publicar esta novela he realizado una ligerísima corrección de la primera pero sin alterar en ningún momento la historia ni la manera de contarla. Tú eres azul cobalto siempre será mi primera novela.  Lo que me anima a que vuelva a ser publicada son los comentarios de los lectores que la leen y que me transmiten todo lo que les ha gustado. 
 

Tú eres azul cobalto, novela inspirada en la vida de Frida Khalo, de Pablo Martín Carbajal, M.A.R. Editor

Este libro es la historia de una mujer que buscó su camino a través del arte de Frida Kahlo.
            Tú eres azul cobalto,  es la historia de una mujer que buscó su camino a través del arte de Frida Kahlo. Dori acaba de cumplir treinta años, vive para su marido, su hijo y su trabajo, un día conoce a un hombre inquietante que penetra en su intimidad y le descubre a Frida Kahlo, los cuadros y la biografía de la pintora le despiertan emociones y estremecimientos desconocidos que la obligan a tomar nuevas decisiones.
            De esta novela, presentada por el escritor Fernando G. Delgado, y que ahora ha cumplido su 4ª edición, se afirmó: "¡Engancha, conmueve, cuánta intensidad!". El propio Fernando G. Delgado dijo: "Acierta de lleno en la recreación de Frida Kahlo a través de Dori, una mujer actual que realiza continuas regresiones al mundo de Kahlo, de esta forma Dori se erige como la protagonista y Frida es su argumento". Las críticas coincidieron: "Es encomiable la labor de investigación que Martín Carbajal hace de la vida de dos figuras claves del arte contemporáneo en México, las recrea sin distorsionarlas, las ofrece frescas y auténticas." (Collado Ruiz). La protagonista es transportada a un delirio donde ficción y realidad se unen. El autor nos ofrece una aproximación original a la vida de Frida. En una época en la que se difuminan los sentimientos, resurge con fuerza la pasión de las emociones y para demostrar que Frida es para siempre. En el proceso de creación de esta novela está presente la película Frida, interpretada por Salma Hayek, pero lo que más interesa al autor es "contar el impacto que una mujer de los años 40 podría ocasionar en la época actual. En una sociedad banalizada como la nuestra me parecía interesante la idea del sufrimiento como necesidad para manifestar emociones."
El autor: PABLO MARTÍN CARBAJAL
(Tenerife, 1969).
Entró en el mundo de la literatura ganando el I Premio de Relato Corto de Cajacanarias.
En 2006 publicó su primera novela, Tú eres azul cobalto, que alcanza ahora en M.A.R Editor su 4ª edición. En 2010 publica La ciudad de las miradas de la cual se ha dicho: "Con unos personajes memorables, reúne las virtudes de las mejores novelas y de los grandes cuentos" (Fernando Iwasaki). "Hábilmente escrita, de estructura impecable, con personajes incómodos y profundos que nos obligan a posicionarnos frente a nosotros mismos" (Manuel Pimentel). En 2013 publica en Irreverentes La felicidad amarga, de la que Vicente Molina Foix afirma: "Es una sugestiva novela de formación, de descubrimiento, de viajes al interior de uno mismo. Pablo Martín Carbajal ha conseguido contar una peripecia vital y hacer visible el trasfondo de la conciencia", y de la que afirmó el escritor Ignacio del Valle: "Es un viaje que le dejará lleno de cicatrices, pero que también le mostrará la poesía de la vida".

lunes, 3 de noviembre de 2014

Germán Díez ambienta en el siglo XVI 'El cocinero del rey' (Reportaje en La Vanguardia)


La España del siglo XVI, bajo el mandato del prudente Felipe II, ha elegido el escritor y profesor Germán Díez Barrio para ambientar El cocinero del rey (MAR Editor), una novela de corte histórico y dotada de un entramado que en algunos aspectos recuerda al género de la picaresca.
Las fortunas y adversidades de Pedro de Valdivia, personaje central, gravitan sobre un relato que Díez ha estructurado en forma de trancos y narrado en primera persona por boca del protagonista, como si fuera una novela picaresca: "me lo han dicho, pero no me he dado ni cuenta porque no lo he intentado, simplemente he escrito un libro", ha explicado hoy en una entrevista con la Agencia Efe.
El periplo desde su Agüero natal, en la provincia de Palencia (hoy Buenavista de Valdavia), hasta la corte del Felipe II, donde consigue un empleo en las cocinas del monarca, trenza una narración con peripecias que evocan a las andanzas del Lazarillo de Tormes, en este caso por las provincias de Palencia, Valladolid, Segovia, Ávila y Madrid, además de la de Toledo que también pisó el desdichado Lázaro.
"Es una persona normal, procedente de un pueblo normal que se le queda pequeño y decide medrar, que significa el empeño de ser alguien en la vida, de buscarse las habichuelas a costa de algo o de alguien" pero no necesariamente con malas artes, ha precisado este profesor de Lengua y Literatura, ya jubilado, y autor de medio centenar de libros, en buena parte de temática infantil y juvenil.
Todos los lugares, ambientación y gastronomía corresponden a hechos y situaciones reales, donde el autor encaja una ficción con el resultado de un relato ameno, "fácil de leer", ya que encadena todo tipo de aventuras con un rigor histórico a cuya comprensión ayudan sendos apéndices, uno cronológico y otro sobre platos, guisos, comidas y bebidas de la época.
Es el relato de un aprendizaje, el de Pedro de Valdavia durante su peregrinaje a lo largo y ancho de la geografía castellana del siglo XVI por posadas, mesones, figones y tabernas de toda ralea, en los que aprendió cosas de la vida y un oficio, ha añadido Díez acerca de "El cocinero del rey", finalista del II Premio Alexandre Dumas de Novela Histórica.
Y como telón de fondo, el XVI, "un siglo emocionante donde floreció la mejor poesía, arte y cultura de la historia de España a través de autores como Fray Luis, Garcilaso, Cervantes y San Juan de la Cruz".
La centuria siguiente, el conocido como Siglo de Oro (XVII), "no hizo sino recoger todo lo anterior y, en algunos casos, lo perfeccionó, pero no olvidemos que del XVI son Lope de Rueda y Juan de la Cueva, que sentaron las bases del teatro popular que luego revolucionó Lope de Vega", ha observado.
"El cocinero del rey" se asienta en la segunda mitad del siglo XVI, en la época final de los "reyes influyentes y poderosos", mecenas de las artes: "es el que más me gusta con diferencia", ha precisado Germán Díez, quien ha adaptado al lector escolar clásicos como Mío Cid y piezas de Miguel de Cervantes y Lope de Vega. En la actualidad prepara una biografía en cómic de Nelson Mandela, titulada "Para la libertad" y que comenzará a publicar en enero próximo a través de capítulos dentro de la revista "Aguiluchos" que editan los Misioneros Combonianos.
Este escritor, licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valladolid, nació en Buenavista de Valdavia (Palencia) hace 60 años y, además de narrativa y teatro, ha publicado numerosos estudios sobre el lenguaje popular.

Se ha presentado El cocinero del rey, de Germán Díez, en la Casa Revilla

El escritor y editor Miguel Angel de Rus y el periodista Javier Pérez de Andrés, presentaron la novela histórica editada por M.A.R. Editor  El cocinero del rey, acompañando a Germán Díez.
Afirma el autor sobre el protagonista de su novela “Es una persona normal, procedente de un pueblo normal que se le queda pequeño y decide medrar, que significa el empeño de ser alguien en la vida, de buscarse las habichuelas a costa de ala Cruz.
lgo o de alguien, pero no necesariamente con malas artes. Todo transcurre en el S XVI, un siglo emocionante donde floreció la mejor poesía, arte y cultura de la historia de España a través de autores como Fray Luis, Garcilaso, Cervantes y San Juan de la Cruz.

La sala de Casa Revilla estuvo repleta con más de 150 asistentes.